Home MP Nayib Narváez, entre el fútbol y los negocios encontró el amor como...

Nayib Narváez, entre el fútbol y los negocios encontró el amor como propósito de vida

604
SHARE

El fútbol es el deporte más popular, que mueve multitudes a nivel mundial. Uno de los países en donde el balompié es más fuerte que muchos otros factores, como por ejemplo la religión, es Argentina. El país ‘gaucho’ se ha convertido en el lugar a donde todo practicante del fútbol quisiera ir, puesto que la pasión por este deporte es inigualable y se convierte en el trampolín perfecto para saltar a Europa.

Nayib Narváez es uno de los miles de jóvenes que viajaron a Argentina a probar suerte en equipos que buscan talentos para promoverlos a nivel profesional. Sin embargo, para llegar hasta ahí primero debió pasar por múltiples pruebas que comprometieron su integridad física y emocional, que por poco lo alejan de cumplir el sueño con el que prácticamente nació.

“Desde muy niño se notaba que iba a jugar fútbol. Mi mamá decía que era muy bueno desde que pateaba el balón y partía los jarrones de la casa y manchaba las paredes porque tenía buena puntería”, comentó Narváez ante los lentes de la agencia deportiva MP Sports, dirigida por el fotógrafo y realizador audiovisual Marco Pérez Zapata.

Ante la insistencia de patear el balón, la misma madre optó por matricular a su hijo a una escuela de fútbol. Posteriormente, cuando entró a la universidad siguió practicando este deporte, con tanta responsabilidad que consiguió ir a probarse en Argentina después de superar unas pruebas en Bogotá.

Boca, River, All Boys, Chacarita Juniors y varios equipos en la B Nacional y Metropolitana fueron testigos de su talento. En Argentina vivió una de las experiencias más importantes de su vida, puesto que aprendió a convivir con personas ajenas a su núcleo familiar, que se convirtieron en buenos amigos, pero también en grandes rivales.

“Vivíamos en un cuarto cuatro personas y la experiencia era fenomenal porque encontraba hermanos, compañeros. Estábamos en familia pero todos se peleaban un puesto en el equipo, también hubo roces. Para mí fue la mejor experiencia, porque me enseñó a convivir”.

Sin embargo, no todo fue fácil para Nayib, quien antes de conseguir esto debió afrontar situaciones como la separación de sus padres, que lo alejó del fútbol por un tiempo, y la muerte de su abuelo el mismo día de su graduación como bachiller, quien quería enviarlo a Inglaterra para que hiciera un campamento con el Manchester United.

Aunque logró superar todas estas adversidades, la carrera como futbolista de Nayib Narváez no duraría mucho, pues una pubalgia lo alejó por un largo tiempo de las canchas y a la postre lo terminaría haciendo definitivamente, por lo menos a nivel profesional.
“No podía entrenar, ni me podía levantar”, manifestó.

Ante la lesión y la incapacidad de desempeñarse en su labor actual, Nayib desarrolló su faceta de empresario emprendedor, desarrollando aplicaciones digitales y dedicándose al mercadeo en redes, siendo reconocido a nivel nacional.

“Estaba lesionado en el fútbol, pero me estaba volviendo reconocido en el ámbito digital. Me volví empresario el mismo tiempo que futbolista. Por estar pendiente de las rodillas no veía lo que tenía en las manos, mis negocios. Inclusive, varios negocios se cayeron por estar en la vida deportiva”.

Lo que parecía otro duro golpe en su vida, sería el empujón que Nayib necesitaba para entender su misión en el mundo. Siempre buscó el amor, en el deporte, en los negocios y en sus relaciones y ahora que la encontró siente la obligación de distribuir ese mensaje por el mundo entero. Su libro, ‘Amor es el propósito’ es un gran primer paso para conseguirlo.

Por: Redacción MPSports – Foto: Nayib Narváez

SHARE